.

.

domingo, 8 de abril de 2012

Titanic a cien años

1.- Imagine que usted es John Jacob Astor IV, si es hombre, o que es Madeleine, su esposa, si es mujer. Hace exactamente cien años estarían en los últimos preparativos para viajar a Nueva York en uno de los barcos más lujosos de la época. En 48 horas, es decir el 10 de abril, partirían desde Southampton, Inglaterra. Serían el matrimonio más adinerado a bordo y estarían esperando un bebé. El lujo habría sido una constante en su vida y por eso, cada cena abordo, sería todo un acontecimiento social para el cual vestirían de etiqueta. Además disfrutarían sus últimos cuatro días juntos pues John Jacob habría de ser uno de los 1517 pasajeros que perdieron la vida a bordo del Titanic. 




2.- ¿Por qué la tragedia del hundimiento del Titanic sigue produciendo esa nostálgica fascinación? En la historia del Siglo 20 hubo acontecimientos mucho más terribles que cobraron miles y miles de vidas. Basta recordar la Segunda Guerra Mundial, por mencionar únicamente uno. Pero el Titanic fue construido con toda la soberbia de los mejores avances tecnológicos de su época y a únicamente cuatro días de iniciado su viaje inaugural, se fue hasta el fondo del mar dando una tremenda lección de humildad al hombre frente a la superioridad de la naturaleza. El barco había sido llamado “insumergible”. 

3.- La abismal diferencia de clases dentro del barco también es legendaria. Muchos pasajeros de tercera clase murieron atrapados en el área del barco que les fue asignada porque los tenían bajo llave, mientras que Astor y todos los de su clase ocupaban espectaculares camarotes significativamente más grandes que muchas de las casas que las personas tienen en la actualidad, con salidas mucho más seguras. Pero al hundirse el barco, todos los que fallecieron se convirtieron en automático en personas perfectamente iguales. Idénticos en su terror, hermanados en su destino. Titanic chocó contra aquel famoso iceberg a las 11:40 de la noche del 14 de abril de 1912. Para las 2:20 de la madrugada, había desparecido de la superficie convirtiéndose en ese instante en leyenda eterna. 

4.- Incontables reportajes, muchos documentales, especiales de televisión y algunas películas han rescatado esta triste historia a los largo de cien años. Sin embargo, resulta evidente que el largometraje más recordado y que nos sirve a la mayoría como punto de referencia es el que hizo James Cameron en 1997. Con Leonardo DiCarpio y Kate Winslet a la cabeza del reparto y con la mayor parte de la cinta filmada en nuestro país, es una película que logra hacer aún más entrañable la historia. Debido a las réplicas tan exactas que hicieron tanto del exterior como del interior del barco, todos sentimos que conocemos cada rincón del Titanic. Ningún otro barco, avión o tren ha sido conocido tan a detalle como esta nave. Ni siquiera el Apolo 11. 

5.- Para conmemorar el siglo del hundimiento del famoso barco, están relanzando esta majestuosa producción ahora en 3D mientras que su director James Cameron, convertido en uno de los exploradores forenses del Titanic más experimentados, está haciendo investigaciones exhaustivas de los restos del barco, logrando rescatar imágenes mucho mejores que incluso las que usaron para hacer la película. De hecho hoy a las 9 de la noche hay un programa especial en Nat Geo con los resultados de esa investigación. Si cuenta con ese canal de televisión de paga, no deje de ver esta producción pues promete ser espectacular. 

6.- RMS Titanic, Inc. es una empresa que se ha dedicado a rescatar objetos de este naufragio del fondo del mar desde 1994. Muchos los llaman desde cazadores de tesoros hasta ladrones de tumbas, pero han logrado montar una espectacular exhibición que ha visitado muchas ciudades del mundo incluyendo Monterrey, que es donde me tocó presenciarla. Nunca olvidaré las botellas de champaña, la platería, maletas, objetos personales, joyas y partes de la maquinaria, entre otras miles de piezas que integran esa impresionante exposición. Incluso hay un cuarto frío para que los visitantes vivan la experiencia de un modo más completo y también un pedazo del casco del Titanic que permiten tocar. 

7.- Las historias trágicas siempre son un imán de taquilla. Y cuando a eso se le agrega glamour, una época distinta a la nuestra con actos de supervivencia y heroísmo, la formula se convierte en garantía de éxito. Por eso Titanic siempre formará parte de nuestra cultura. El próximo sábado a las 11:40 de la noche es el momento exacto en que se cumple un siglo de que el barco chocó contra el iceberg. Dos horas con cuarenta minutos después, todo había terminado. ¿Usted ha fantaseado con haber viajado en ese barco? ¿Cree que hubiera sobrevivido? De todos modos, ¡qué bueno que no estuvimos allí!
Platiquemos sobre Titanic en Twitter. Sígame: @felixrivera333

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

.

Archivo del blog

.

.