.

.

viernes, 12 de febrero de 2016

¿El Titanic vuelve a navegar?

Noticias
La empresa Blue Star Line anunció el viaje inaugural del Titanic II para 2018, desde Jiangsu, en China, hasta Dubai.



De acuerdo con el millonario australiano Clive Palmer, dueño de la Blue Star Line con base en la ciudad de Brisbane, Australia, en 2018 renacerá el famoso transatlántico que se hundió en 1912 al chocar contra un témpano de hielo mientras cruzaba el océano Atlántico en su viaje inaugural. Aquel primer Titanic viajaba desde Southampton a Nueva York y su naufragio, en abril de 1912, provocó más de 1.500 muertos. Su nueva versión, el Titanic II, zarpará en 2018 desde Jiangsu,China, hacia Dubai, en Emiratos Árabes Unidos, y ya hay pasajeros dispuestos a pagar hasta 640.000 libras esterlinas por estar en el viaje inaugural de este crucero. Igual que en 1912, habrá pasajeros de primera, segunda y tercera clase, pero el precio de los tickets aún no se difundió.

La gran escalera ahora
El gran atractivo de esta propuesta es que la nueva nave será una réplica casi exacta del original, al menos en todo lo que tiene que ver con las áreas de uso público: tendrá la gran escalera en el salón de primera clase, igual que los baños turcos, el gimnasio y la cancha de squash con las mismas dimensiones y el aspecto que tenían en el viejo Titanic.
La gran escalera en el Titanic original
El salón de fumadores en la primera clase que era un espacio privado para hombres y replicaba un club masculino de Londres, también será recreado. Y lo mismo pasará con el café Parisien, uno de los originales del Titanic, además de los salones para cenar.  
El Café Parisien ahora
El Café Parisien original
Los camarotes de primera clase tenían paneles de madera de roble y nogal, pero esto sería descartado en el Titanic II para cumplir con las modernas reglamentaciones de seguridad. 
Por supuesto que esta réplica del Titanic incorpora la tecnología más moderna en cuestiones de salvamento, con controles satelitales, navegación digital, sistemas de radar y todo aquello que hoy se espera de un barco diseñado para el siglo XXI. 

Cuando esté terminado, a un costo estimado en 500 millones de dólares, el Titanic II tendrá 840 cabinas capaces de acomodar a 2.400 pasajeros y 900 tripulantes.
Será construido en los astilleros chinos CSC Jinling Shipyard, en la ciudad portuaria de Nanjing. Medirá 270 metros de largo, 32 metros de ancho y 53 metros de altura -tendrá 9 cubiertas y 4 chimeneas, igual que la nave original- con un peso total estimado en 56.000 toneladas. Su velocidad será de 24 nudos (equivalente a 44 km por hora), igual que el viejo Titanic, que pesaba 46.000 toneladas.  
El Titanic original
A diferencia de la nave original, esta réplica será impulsada por cuatro motores diesel en vez de las antiguas calderas que alimentaban turbinas de vapor. 
El primer anuncio de este plan para revivir el Titanic -un símbolo de la época dorada de los grandes transatlánticos y los viajes lujosos anteriores a la Primera Guerra Mundial- fue en abril de 2012, al  cumplirse un siglo del naufragio. En aquel año, Clive Palmer dijo que el Titanic II estaría navegando en 2016, con un primer viaje entre Southampton y Nueva York, asegurando que el diseño sería controlado por expertos historiadores y técnicos que han publicado libros importantes sobre el viejo Titanic. 
Desde 2012 el proyecto fue demorándose por razones financieras. Ahora se dice que el millonario Palmer, dueño de importantes minas de níquel, estaría buscando socios en Dubai para compartir la licencia del Titanic II.  
Salón para cenar de Primera Clase en el nuevo Titanic
La idea de comercializar una réplica del Titanic ha sido criticada por algunos descendientes de las víctimas, que han dicho que la ven como "una burla a la memoria de aquellos que murieron". Voceros de la empresa Cunard Line, socia de la White Star Line -que era la naviera propietaria del viejo Titanic- han declarado que el  proyecto de construir una réplica del Titanic "no es apropiado".  





.

.

.

.