.

.

sábado, 13 de febrero de 2010

El impacto

23:45, el impacto
Era una noche en calma y sin luna, la temperatura estaba justo en el punto de congelación. Dentro, Los pasajeros estaban disfrutando de la cena en un ambiente de paz y tranquilidad.

Miestras tanto, en la sala de radio, Jack Phillips y Harold Bride estaban muy ocupados recibiendo mensajes de aviso de Icebergs de los barcos que estaban en la zona. Esos mensajes fueron pasados al Capitán Smith y a los oficiales, quienes lo vieron normal dada la Época del año, y no pensaron que fuesen un problema para el Titanic. Cuando el Titanic volvió a entrar en contacto con Cape Race, Newfoundland, sobre las 9:30, la sala de radio estaba muy ocupada enviando mensajes de rutina de los pasajeros a sus amigos, relativos a negocios y personales. Fue durante ese tiempo, cuando el más importante de los mensajes de aviso de Icebergs recibidos por el Titanic fue ignorado. El Vapor MESABA envió un mensaje urgente informando que un gran Iceberg flotaba justo en el rumbo en que el Titanic navegaba.
Poco antes de la medianoche (23:40) del 14 de abril, con una noche estrellada y un mar excepcionalmente tranquilo, los vigías dieron alarma de iceberg al frente, a 600 m de la proa. El primer oficial Murdoch, de guardia en ese momento tras la retirada del Capitán Smith a su camarote, intentó evitar la colisión, primero girando el timón (muy pequeño para la longitud del navío) todo a estribor, seguidamente dando marcha atrás, lo cual fue fatal pues el timón perdió presión de virada. El barco en el último minuto logró evitar el choque frontal (con el que seguramente no se hubiera hundido y hubiera sido capaz de seguir navegando hasta su destino sin problemas). Finalmente el buque rozó el iceberg abriéndose las placas de estribor con 6 brechas diferentes que en total sumaban 5 compartimentos con agua. El Titanic quedó sentenciado.

En el puente, el primer oficial Murdoch ordeno “toda la caña atrás” y “todo a babor”. Lentamente la popa del Titanic comenzó a virar intentando evitar el hielo, cuando escucharon un crujido sordo, Murdoch sabía que habían rozado el Iceberg, la preocupación empezó a manifestarse y ordenaron cerrar las compuertas de los compartimientos estanco.

Una de las compuertas de los compartimientos
estanco del Titanic de las 16 que tenia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.

.

.

.